martes, 11 de marzo de 2008

Y... ¿ahora qué?

Eso se deben estar preguntando los ganadores de las elecciones, aunque los que deberían hacerlo en primer término son los perdedores. Y al señor Rajoy no le ha faltado tiempo para dejar claro que él no se mueve de dónde está, a pesar de haber fracasado estrepitosamente tras no haber ni siquiera haberle conseguido recortar un mísero escaño al partido del Gobierno. No sé cómo le habrán sentado a Aguirre, Gallardón y compañía la decisión de su querido Presidente de partido, pero es gracioso que la formación que va a tener que estar 8 años seguidos en la oposición no sepa hacerse autocrítica.



Quien sí ha sabido, aunque quizá demasiado tarde, ha sido Gaspar Llamazares. Nuestro Gaspi se va por la puerta de atrás obteniendo el peor resultado de toda la historia de Izquierda Unida (y PCE). Ya llevaba yo tiempo diciendo que debía de haberse quitado de en medio después de las elecciones de 2004, porque 5 escaños ya era un resultado malísimo. Pero es que 2 escaños da hasta pena. Y no me valen las excusas del sistema electoral y del tsunami bipartidista. Que un partido de ámbito nacional pierda 400 mil votos es un fracaso rotundo. Con este mismo sistema electoral y este mismo bipartidismo, IU llegó a tener más de 20 asientos en el Congreso. Así que que reflexionen, aunque mala salida les veo.

Más me alegró el descalabro de ERC. Un partido que ha querido tener al Gobierno comiendo de su mano, poco menos que chantageándole, no merece otra cosa que un descenso enorme y que sus votos hayan ido a parar en su mayoría al PSOE. Carod tendrá complicado seguir dirigiendo el partido.

Pero lo que más me ha gustado de los resultados electorales ha sido la victoria del PSE-EE en Euskadi. Por primera vez se ha conseguido imponer en las tres provincias vascas, desbancando al PNV de su hegemónica situación en Vizcaya. Se lo merecían, después del gran trabajo de hombres como Patxi López, desde la propia Euskadi, o Eduardo Madina, desde Madrid.

Del resto de partidos, poco que decir. Enhorabuena a Rosa Díez, pero me da que su partido se irá desinflando al estilo de Ciudadanos. Buen trabajo de Duran al frente de CiU; lo considero un tío muy válido, aunque prefiero que Zapatero no pacte con él para gobernar. PNV, CC, EA y CHA deben reflexionar de sus caídas. Bien el BNG, que se mantiene y puede ayudar a sacar leyes adelante.

Este ha sido mi pequeño análisis, que espero sepáis valorar. Hoy vuelve a ser un día de recuerdo y dolor para los españoles, especialmente para los madrileños que vimos sesgadas las vidas de nuestros compañeros, amigos, familiares y conciudadanos. Un recuerdo desde aquí para todos. No estamos todos, faltan 200.

1 comentario:

Sergio "el Rojo" dijo...

el PSOE en esta nueva legislatura no podrá hacer políticas de Izquierdas porque sus apoyos serán de derechas...asi de claro...el descalabro de IU es afecta tambien al PSOE, tiempo al tiempo...

No retrocedemos, cogemos carrerilla para saltar hacia delante...